FLESH LOVE

El fotógrafo japonés Haruhiko Kawaguchi ha mostrado el resultado de su trabajo tras reclutar de distintos night clubs nada menos que a 80 parejas para llevar a cabo su Flesh Love. Una obra fotografica que apela a la contradicción del amor y el sufrimiento para dejar en el espectador un poso de desasosiego altamente estimulante.


Amor carnal, pero también “fresco”, según la pronunciación japonesa que iguala erres y eles. Según Kawaguchi, aunque una pareja se rompa siempre quedará un momento para la inmortalidad y qué mejor que una foto para registrar la fusión temporal de cuerpos y almas.


El golpe visual es aún más chocante cuando se sabe que no hay ningún tipo de trampa ni truco en las imágenes del artista japonés. Kawaguchi se sirvió únicamente de una aspiradora, unas bolsas de plástico y los intrépidos voluntarios que se introdujeron en ellas. Con una única intención: “Quería preservar ese sentimiento para siempre”.


Un trabajo impactante que se realizó en la propia cocina del artista en Tokio, donde el pánico fue más presente en los hombres que en las mujeres, hasta el punto de orinarse encima. Eso si, ninguno fue capaz de romper la bolsa desde dentro. El alivio del fotógrafo japonés fue fotografiar a 80 parejas sin incidentes graves. Para ello y cuidando toda clase de detalles Kawaguchi lubricó los cuerpos de sus modelos para evitar la abrasión del plástico al presionar la piel.

Una sensación no del todo agradable, donde el plástico taponaba las fosas nasales, los parpados… un arte provocador bajo control, ya que contaba con oxigeno en spray para inyectar en las bolsas en caso de emergencia.

Toda una hazaña para conseguir embasar al vació la inmortalidad afectiva bien brillante y conservada como se observa en las fotografías.


Texto: Actitudes Team



Escribir comentario

marksandspender.eu

Redes Sociales

Facebook MySpace Twitter Digg Delicious Stumbleupon Google Bookmarks RSS Feed 

Subscríbete a la Newsletter

Nombre:
Email:

Archivo de noticias