La esencia de Brasil y Japón en Ikibana

Son dos países completamente diferentes: uno destaca por su fogosidad y el otro por su tranquilidad. Pero ambos tienen algo en común: la enorme relación con la naturaleza que poseen. Es precisamente la naturaleza la base de la cual parte El Equipo Creativo a la hora de diseñar el restaurante Ikibana en la Avenida del Paralelo, en Barcelona.


Toda una obra de arte repleta de detalles naturales que transportan al cliente tanto a las robustas selvas brasileñas, como al delicado paisaje japonés. Por ello Ikibana consigue una perfecta armonía entre ramas, flores y hojas inspiradas en los colores de ambos países.


El local está distribuido alrededor de diferentes islas en las cuales se diferencian cocina y bar. Además el muro vegetal situado en las ventanas, tamiza luz natural con artificial, creando así un ambiente más cálido e intimo.


La pieza más importante es sin duda la del techo: un bosque de ramas tropicales entrelazadas que atraviesa la luz de forma irregular, formando un acertado juego de luces y sombras. Rincones diseñados hasta el más mínimo detalle, mobiliario de líneas puras, y sin pretensiones más allá de mostrar un entorno cálido y diferente.


Su cocina es un viaje hacia ambas culturas, que ofrecen una mezcla culinaria de lo más original, que va desde su Tatemaki Samba Tropical, de atún, papaya y salsa maracuyá, a sus elaborados postres.

Ikibana es por definición, diferente.





Texto: Actitudes Team

Web: Ikibana

Escribir comentario

marksandspender.eu

Redes Sociales

Facebook MySpace Twitter Digg Delicious Stumbleupon Google Bookmarks RSS Feed 

Subscríbete a la Newsletter

Nombre:
Email:

Archivo de noticias