CASAS PASIVAS

¿Habéis oído hablar alguna vez de las casas pasivas? Son edificios que utilizan recursos de la arquitectura bioclimática, y que generalmente no exceden de 15 KWh/m²/año en consumo de energía. Este tipo de casas no tienen calefacción tradicional por tener calefacción de bajo consumo, y cumplen los requisitos del alemán PASSIVHAUS INSTITUT (Instituto de Casa Pasiva). Este concepto nació en Alemania y su uso se extendió a los países limítrofes a principios de los 80. 


El ahorro de energía mediante el uso del aislamiento térmico se encuentra entre las medidas más eficaces. El diseño pasivo no busca aislarnos del exterior, si no abrir la casa al exterior de manera que pueda lograrse un acondicionamiento natural. La temperatura, los niveles de humedad, la velocidad y dirección de los vientos así como el soleamiento del sitio son factores muy importantes a tener en cuenta. 


Las casas pasivas existen tanto en climas fríos como cálidos, aunque muchos dudan de que sean realmente eficaces en países mediterráneos. Un estudio de Wolfgang Schnieders llamado "Passive Houses un South West Europe" demuestra que, por ejemplo, en Sevilla la demanda de calefacción durante los meses de invierno es más alta que la demanda de refrigeración durante el verano, y que es tan importante aislarse del frío como del calor. Eso sí, una casa pasiva pensada para el frío no serviría para una zona del Mediterráneo. Conjugarlo con un buen sistema de refrigeración sería la clave.


TEXTO: ACTITUDES TEAM

FOTOS: faircompanies.com


 

Escribir comentario

marksandspender.eu

Redes Sociales

Facebook MySpace Twitter Digg Delicious Stumbleupon Google Bookmarks RSS Feed 

Subscríbete a la Newsletter

Nombre:
Email:

Archivo de noticias